Netflix trasladará su sede latinoamericana a Ciudad de México e incorporará personal para la oficina, una señal de las crecientes ambiciones de la empresa en la región.

La compañía de streaming mantendrá a los ejecutivos que trabajan en programación, marketing y publicidad para América Latina en la oficina de Ciudad de México, dijo Netflix este viernes, que contrató personal nuevo en una oficina abierta el año pasado.

Sao Paulo, que ha servido como sede latinoamericana de Netflix, se mantendrá como oficina regional.

América Latina es una prioridad creciente para Netflix, ya que el servicio de streaming busca nuevos clientes fuera de Estados Unidos. La base de clientes de la compañía en la región alcanzó los 31.4 millones a fines de 2019, más del doble en los últimos tres años.

Netflix se expandió por primera vez a América Latina en 2011 y se esforzó durante muchos años. La mayoría de los clientes no contaban con tarjetas de crédito personales ni la mayoría de los países tenían una sólida infraestructura de internet. Pero la popularidad del servicio ha explotado en los últimos años, gracias en parte a una creciente lista de series originales en español y portugués.

“Los consumidores de toda la región se han incorporado a Netflix”, dijo la compañía en un comunicado. “Con Ciudad de México como nuestra base, estaremos aún más cerca de la comunidad creativa y de los miembros de toda la región a medida que continuamos invirtiendo en el mejor contenido de su tipo que es apreciado en América Latina y en todo el mundo”.

Los mercados internacionales representaron aproximadamente el 90 por ciento del crecimiento de Netflix en 2019. Sumó apenas 2.6 millones de clientes en su país de origen el año pasado, su peor desempeño desde que separó su servicio de transmisión de su negocio de DVD por correo hace casi una década.

Esta explosión fuera de EU provocó que Netflix reconsiderara sus contrataciones. Netflix ha llevado a cabo gran parte de su toma de decisiones desde Los Gatos, California, y Los Ángeles, sus dos oficinas más grandes. Sin embargo, los directivos de la compañía han decidido gradualmente integrar personal en los mercados extranjeros en caso de producir espectáculos para esos países y desarrollar relaciones con empresas locales. Netflix también ha abierto oficinas en Londres, París, Singapur, Ámsterdam y Tokio, así como una fase de producción en España.

La compañía se ha comprometido a invertir 200 millones de dólares en producciones mexicanas en 2020, lo que se suma a una lista que incluye La casa de las flores y Diablero. Netflix ha dicho que está produciendo 50 nuevos proyectos de TV y películas y coproducciones en México entre 2019 y 2020. El traslado a Ciudad de México desplazará, por lo menos, a docenas de empleados de Netflix.

La compañía emplea a muchos publicistas, expertos en marketing y ejecutivos de programación especializados en América Latina en Los Ángeles, así como en otras oficinas. Ahora tendrán que mudarse a Ciudad de México o encontrar un nuevo trabajo.

Via El Financiero