El número de muertos en China por el coronavirus se elevó a 360, informó este domingo Bloomberg.

La Comisión Nacional de Salud reportó que el sábado hubo un incremento de cerca de 20 por ciento en el número de personas infectadas, y esta tarde pasaron de 14 mil 557 a más de 16 mil casos.

De los nuevos casos, 2 mil 110 fueron catalogados como ‘severos, por las autoridades chinas.

Solo durante el sábado se registraron 45 decesos por el coronavirus 2019-nCov, una unidad por debajo de lo que fue el peor día para China en cuanto a muertos por la enfermedad se refiere (46, el viernes 31 de enero).

La propagación del nuevo coronavirus, llamado 2019-nCoV, ha impactado los viajes, los negocios y ha generado preocupación en todo el mundo. Este sábado, España confirmó su primer caso, con lo que se convirtió en el país número 24 en registrar al patógeno en su territorio.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el jueves la emergencia sanitaria por el coronavirus al señalar que el brote era una emergencia de salud pública de interés internacional.

El paso permitirá a las autoridades de salud pública ayudar a los países con sistemas de salud menos robustos para detener la propagación del virus.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, elogió los esfuerzos de China para contener el brote y dijo que nunca había visto a una nación responder tan agresivamente a una enfermedad, incluida la construcción de un nuevo hospital en solo 10 días.

“La razón principal de esta declaración no es por lo que está sucediendo en China, sino por lo que está sucediendo en otros países”, señaló Tedros Adhanom, titular de la organización, en conferencia de prensa.

En el mensaje, el líder de la OMS comentó que la mayor preocupación es que las naciones estén ‘alerta’ para tratar una posible propagación.

“Nuestra mayor preocupación es la posibilidad de que el virus se propague a países con sistemas de salud más débiles, y que no estén preparados para tratarlo”, puntualizó.

Es un contraste con las críticas que China enfrentó por la falta de transparencia durante la pandemia de SARS hace 17 años, que mató a casi 800 personas.

China extendió el receso del Año Nuevo Lunar hasta el 2 de febrero desde el 30 de enero originalmente. Los funcionarios del gobierno están retrasando el final de las vacaciones más importantes del año, cuando cientos de millones de chinos abandonan las ciudades para regresar a sus lugares de origen, para evitar que los viajeros contribuyan a la propagación.

Via El Financiero